Fabricado en España de 1886
Desde 1886 EMILIO TORTAJADA S.L. se dedica al diseño, fabricación y comercialización del herraje rústico castellano, la cerrajería mecánica y los productos de forja artesanal.

Apostamos por piezas únicas, que destaquen por su funcionalidad. Pero, a la vez, que aporten distinción en las puertas, rejas, ventanas y mobiliario auxiliar, de estilo
castellano, rústico, tradicional, moderno y actual tanto para el interior como para el exterior de las viviendas.

Hoy en día, la gestión y administración de la empresa EMILIO TORTAJADA S.L., está dirigida por la cuarta generación encabezada por Rosa Tortajada.
En nuestros catálogos de productos encontrará diferentes gamas de diseños en constante renovación y mejora.
herrajes
Emilio Tortajada, S.L
Herraje, Manillería actual y Cerrajería Mecánica
fragua
Eines de Mallorca
Fragua Artesanal, Herraje Rústico en latón y Fragua Moderna
forja
Gran Noble y Productos Exclusivos a Medida
Forja Artesanal bajo las exclusivas especificaciones de nuestros clientes o Diseños propios de la Marca.
"Adaptados, siempre, a las necesidades y gustos de nuestros clientes y trabajando con el compromiso continuo de mejora en I+D y Calidad, Seguridad Laboral, y de Respeto al Medio Ambiente a través del reciclaje de residuos, cartonajes y plásticos"
La identidad y filosofía de EMILIO TORTAJADA S.L. se basa en 3 pilares fundamentales:
Empresa Familiar Valenciana, con más de 100 años de historia

1
Comprometidos con la Calidad de nuestros productos y la satisfacción del cliente
2
Innovación y mejora continua en nuestros procesos de fabricación y diseño de productos, para seguir haciendo evolucionar a la compañía.
3
Finales del siglo XIX. Era 1886 cuando en la localidad valenciana de Massamagrell, Don José Tortajada Orón abrió un pequeño taller de reparación de hierro y laminería. Su dedicación, esfuerzo y buen hacer de una actividad totalmente artesanal cuando la revolución industrial era inminente, hicieron que “El Mañá”, como se conocía en Massamagrell a Don José, se hiciera un importante nombre entre los vecinos y habitantes de los pueblos de alrededor.

Años después, sus hijos, José María y Emilio Tortajada tomaron las riendas del negocio familiar. La empresa creció ya en el siglo XX con mayor consistencia, adaptándose a las necesidades de la época.

Durante su etapa al mando de la empresa tuvieron que atravesar los difíciles momentos que supusieron la Guerra Civil, y la post-guerra, etapa que imprimió en el carácter de la empresa una actitud de desarrollo, esfuerzo y superación.

En el año 1974, la empresa pasa a denominarse EMILIO TORTAJADA S.L., y durante este tiempo, la empresa se convierte poco a poco en lo que hoy es.

Una gran empresa dedicada, entonces, a la manillería del momento conocido como Herraje Castellano, innovando en la creación de modelos que hoy en día se
encuentran en cualquier vivienda o comercio del sector de la ferrería; los modelos de manivela automática 230, 260, 240…

También se convirtió en una empresa puntera en la fabricación y venta de las actuales archiconocidas bisagras de seguridad; Ref. 1530... y la bisagra larga de piano; Ref. 5530.

Abriendo al que es hoy en día su mercado de cabecera, el mercado nacional, llegando a cualquier casa o construcción.

En el año 2010 con la entrada de la actual generación nuestra empresa inicia una etapa de expansión comercial al mercado internacional de habla tanto Hispana como extranjera, abriéndose a la exportación para hacer llegar a los mercados internacionales los productos de EMILIO TORTAJADA S.L..

A día de hoy Rosa Tortajada, máxima responsable y perteneciente a la cuarta generación junto con el gran equipo de profesionales que conforman la firma de EMILIO TORTAJADA S.L., consigue mantener el crecimiento constante de la firma tanto en mercado Nacional como Internacional.
"Tras más de 100 años de historia, EMILIO TORTAJADA S.L. está en manos de la cuarta generación"
A lo largo de estos 100 años, aquel taller ha pasado a convertirse en la actual empresa puntera de cerrajería mecánica, herraje castellano y productos artesanales en forja y fragua, la cual ha crecido, se ha desarrollado, ha superado adversidades y se ha mantenido como todo un referente, convirtiéndose en una de las empresas más longevas de la Comunidad Valenciana y del sector del herraje a nivel nacional.
Hoy, el relevo generacional descansa en los hombros de la cuarta generación quien, recogiendo las ganas y el esfuerzo de sus padres, tienen la misión de continuar, diversificar y reconvertir el negocio de tradición familiar en un proyecto de empresa del siglo XXI.
Emilio Tortajada